Blogia
El Bocas

De cuando el barco llega a puerto.

Parece mentira pero, un año más, hemos llegado a puerto. Cuando hace diez meses se me dio la oportunidad, la enorme oportunidad de capitanear un barco llamado 4ºA, me vi un poco desbordado. Al fin y al cabo, hasta entonces no había sido más que un grumete en esos lances, y de repente me encontraba a cargo de una embarcación de tres mástiles, con una tripulación de veintitrés marineros y una serie de objetivos por cumplir. Y creo que este año, o este largo viaje por seguir con el símil marítimo, hemos conseguido cosas muy importantes. Y desde este humilde rinconcito quiero aprovechar para agradecer a los demás capitanes de la flota, que no son otros que las personas que han compartido conmigo no sólo un año de trabajo sino también de vivencias, de emociones y de recuerdos. Juntos hemos reído, nos hemos asustado y hemos llorado a lo largo de todos estos meses, y hemos contado, o al menos eso creo yo, con la certeza de que cuando nuestro barco zozobrase o fuese fustigado a cañonazos por el enemigo aparecería otro capitán dispuesto a ayudarnos en la batalla que no era otra que la de llegar a buen puerto. Sinceramente creo que hemos hecho muy buen trabajo, y que sin vosotros, ya más amigos que compañeros, no se hubiese podido conseguir. Dicho esto, y aguardando un nuevo barco con el que zarpar, dejo aquí mi último relatillo, inspirado en una frase que surgió de repente en uno de esos "fascinantes" claustros que nos ha tocado vivir. Espero que os guste.

 

 

Entender la libertad.

 

Te hablo a ti tras estos barrotes, entre estas cadenas y sometido por unas pesadas esposas a las que puede que yo mismo haya echado llave. Pretendo, ingenuo, que me escuches desde la lejanía, ahora que se me quitó el privilegio de hablarte mirándote a la cara. Intento, entre rabia y tristeza contenida, retrasar el reloj algunos días para poder sonreir unas horas más. Y es que ahora, justo ahora que empiezo a conseguir tantas cosas, quizás deba entender que no soy libre sin el color de tus ojos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Juan -

bueno que, pero qué invento es este??? 2 meses sin actualizar el blog!!! venga coooooño! jeje
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

miriam -

Ha sido un placer trabajar contigo. Hemos pasado muy buenos momentos, pero mejores serán los que vengan.
Muchos besos

Juan -

pues sí amigo, es una mierda cuando ves que lo bueno se acaba, muy bien expresado maestro!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres